El archivo de la poesía: la «chispa» narradora de un trabajador

De que manera un trabajador aporta a la construcción de la memoria de un pueblo.- Siempre con la poesía.- Los testimonios son importantes en la historia.- Desde Postarosquín vamos por un archivo de la poesia.

Por Chino Zanello

La experiencia de escribir desde la pertenencia a un lugar de trabajo es claramente una expresión de comunicación popular.-

Es muy fuerte lo que se transmite cuando las palabras están atravesadas por el sentimiento y cuantiosas vivencias.- El «Chispa» Rimasa fué un laburante de la Cooperativa Jabonera de Cañada Rosquín.- Ahí soñó, la peleó y pasó su vida.-

Al Chispa lo atravesó la lucha en la defensa de la fábrica y murió en la identidad de ser trabajador jabonero.- Por eso el compromiso que asumió se corresponde con el de tantas familias rosquinenses.-

Nati, su hija, me alcanzó un poema del Chispa, escrito en 2012; a seis años del conflicto, cuando 83 trabajadores de la antigua jabonera, no aflojaron en la posibilidad de salvar la fábrica a través de una Cooperativa de Trabajo.-

«El amaba tanto escribir» expresó emocionada Nati.- Mientras lo leía me apareció su rostro, sus ojos, las máquinas y todo el paisaje de la fábrica.- Con la poética de un tipo sensible, su poema encarna las injusticias, el coraje y la esperanza del trabajo.-

El distanciamiento ahonda la necesidad de saber quienes somos.- El poder que tiene la poesía es que desde ella todo nace.- La memoria, la libertad, la identidad.- Comparto el poema de un hombre que supo quien era y donde quería llegar.-

» Han pasado ya seis años

de aquel fatídico día

les juro nadie sabía

lo que iba a acontecer

nadie podía comprender,

que es lo que sucedía

porque de estar trabajando

nos quedamos en la vía.-

Se nos ocurrió una idea

y parecía una locura

la tarde se puso oscura

y estando en la portada

ninguno entendía nada

de sufrir estábamos hartos

cuando alguien gritó : «Muchachos!…cortemos la 34».-

Con tarros, latas y bombos

nos fuimos para el asfalto

los coches hicieron alto

también los camioneros,

algunos lo comprendieron

porque debían parar,

y para empeorar las cosas

el cielo empezó a llorar.-

Eran gotas de alegría

eran gotas de dolor,

era lluvia del amor

la que Dios así nos mandaba

se vino todo Cañada.!

y la gente ya era mucha

para apoyarnos a todos

para apoyar nuestra lucha.-

Gracias Cañada Rosquín

mil gracias pueblo querido.!

también te sentiste herido

ante el hermano en desgracia,

de nuevo te digo gracias

y perdón también te pido

porque hemos tardado tanto

en haberte agradecido.-

Alguno trajo fideos

otro carnes y verduras

alguien nos trajo achuras

para una parrillada

Mil gracias te doy Cañada

porque se cumplió el sueño

Ya no somos empleados

Ya al fin somos los dueños.! «

CHISPA

15/03/12

Dejanos tu opinión en la caja de comentarios: