Semblanza de Garufa

Por Wilfredo Depetris

Hacía poco que vivía en Cañada Rosquín.- En noviembre del ’63 cruzábamos la plaza con el «Torito» Funes, quién me habia invitado a tomar un café.-

Allí te conocí.- Seguimos yendo: carambola, naipe, charlas con Avendaño, Paschetta, Evelio y otros primeros amigos.- Luego extramuro, te fuiste a la Sociedad Rural.-

Después volviste al centro con el Negro Garello en el bar del Club Juventud Unida.- En el interín tu hijo iba al cumple de los míos y vos me invitaste a practicar fútbol, junto a Jorge Viassolo, otro gran jugador y mejor persona.-

En dos años obtuvimos el Campeonato en primera y segunda.-

Tuviste bar y pool en la esquina de la plaza y luego recalaste en el reducto final. Allí mi nieta -platito en mano- te decía: «dame mas masitas Garufia», lo seguimos evocando en familia.-

Fuiste avanzado gourmet con picaditas, trocitos de asado, bocaditos dulces, café muy bien tirado.!

No hablábamos mucho, pero nos respetamos, quisimos y  entendimos. «Qué triste son los domingos» – Miguel Angel Morelli – y hoy, que lo es y me enteré…siento que estuvimos en la cancha,-

La cancha vieja donde caían lágrimas de dolor, le pasé la pelota a Mario Grande y su centro perfecto se convirtió en tu último gol, anidándose en el arco del cielo.-

Con sencillez fuiste un grande.- Nos dejaste un procerato de la amistad y del deporte.!

P/D: cómo hace mas de quince años que no nos vemos, tendré la fantasía que seguís allá, en lo tuyo.- Siendo que nacimos en la misma década, quizá volveremos a encontrarnos en ésta que recién comienza. Abrazado a los mejores recuerdos de la vida…Hasta pronto genio.-

Foto: Majo Zochi

Dejanos tu opinión en la caja de comentarios: