El Roma y el Turco…un poco más cerca

El Turco Zacarías quiso y pudo expresarse a través de las fotografías.- El Hotel Roma es un ejemplo.-

Por Chino Zanello

Ya no lo encuentro en el camino. – Ya no anda sacando fotos y sonriendo en algunos cruces.- Juan Carlos Zacarías «el Turco» entregó todas sus fuerzas luchando contra el covid y nos dejó sus instantáneas.-

No solo centró su mirada en festejos sociales y actos.- Como fotógrafo, la calle y los personajes fueron motivo central de su obra.- El Turco registró a su comunidad.-

También el fué un personaje pintoresco que extrañamos mucho y recordamos.-

En realidad, él quiso y pudo expresarse a través de las fotografías.- Un trabajo que hacía con total naturalidad y frescura, como cuando se detenía para contarte una anécdota por la calle o al compartir un vermucito.-

El Roma

Con los sinsabores y dolores del año de la pandemia, Javier; uno de los hijos del Turco me alcanzó la foto y fue un retroceder en el tiempo.- Es muy bueno que los edificios históricos del pueblo se prolonguen, más aún que se mantengan en pié.- No fue el caso del «Roma».-

Emplazado en la esquina de Bder. López y Sarmiento, albergó durante años historia del pueblo.- Casi pegado a la Sociedad Italiana, pensemos en el valor patrimonial que derrumbamos, el casco histórico de Cañada Rosquín ahí en dos edificios.-

Un espacio legendario cuyas ventanas se abrían hacia el paso del tren y los corrales del predio ferrioviario.-

Parroquianos, laburantes y viajantes.- Todo el paisaje humano entrando y saliendo del Roma.- Parejas, inmigrantes y criollos; le dieron al lugar una impronta especial.- Eso es identidad.-

Como lo eran sus pisos, sus tirantes de pinotea y puertas de madera gruesa.-

Ricas historias pensando en la gente que anda ahí detenida: en la foto.-

Guardó todas las palabras y silencios.- Guardó los amoríos. –

En ese silencio se produce la energía entre el fotógrafo y lo fotografiado.- La magia dicen…

Gracias Turco querido.!

Dejanos tu opinión en la caja de comentarios: