Se restringen las reuniones afectivas «Si no respetamos las normas en esta instancia, lo que que sigue es disminuir la actividad económica»

El ministro de Gestión Pública de la provincia explicó los motivos que llevaron a restringir los encuentros afectivos. «Si tenemos que achicar el comercio, el daño sería aún más grave del que ya tenemos».- Sonia Martorano pide «compromiso ciudadadano»

Gestión Pública y Salud.- Dos lecturas: declaraciones y analísis.-

El ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, dijo que las nuevas restricciones impuestas para los encuentros afectivos “son un esfuerzo más para evitar un retroceso en las actividades económicas. Si tenemos que condicionar el comercio, el daño sería aún más grave que el ya se creó con esta crisis del coronavirus«.-

A partir de mañana 1° de julio, los encuentros ya sean familiares o con amigos/as solo se podrán realizar los fines y no todos los días. Así lo resolvieron las autoridades al detectar numerosas transgresiones en los últimos días.-

El funcionario provincial afirmó que la profundización de controles en los puestos camineros, más estas limitaciones a las reuniones familiares o afectivas, “es un esfuerzo que se hace para sostener el nivel de actividad económica».-

Michlig aseguró que si no se restringen las reuniones sociales “habría que apelar a circunscribir la actividad económica, que está golpeada, a pesar de las aperturas que se dispusieron, por la crisis que generó esta pandemia”.

“Desde el Estado se hace un esfuerzo extremo para que se entienda esta situación. Si no somos respetuosos de las normas en esta instancia, lo que que sigue es disminuir la actividad económica. Y eso generaría un daño aún más grave que el se creó en esta crisis”.

Rubén Michlig subrayó una vez más que «la pandemia y la cuarentena, como instancia para atemperar los contagios por coronavirus, provocaron caídas en la actividad económica, con descenso en los niveles de venta y en las recaudaciones por parte del Estado”.-

La ministra de Salud pide compromiso ciudadano

Las reuniones afectivas o familiares que se habían extendido a todos los días volverán a permitirse únicamente los fines de semana en la provincia de Santa Fe a partir del 1º de julio.-

La medida se decidió tras una videoconferencia desarrollada entre el gobernador Omar Perotti, ministros provinciales e intendentes santafesinos durante la tarde de este lunes.-

Martorano pidió “un compromiso ciudadano para evitar la difusión del virus” y dijo que si se sostiene la precaución podrán continuar las actividades permitidas.-

Luego dijo que como conclusión se decidió que “desde el 1º de julio las reuniones familiares y afectivas se podrán realizar los sábados y domingos, de 9 a 23hs «.-

Los encuentros podrán realizarse siempre que se respeten las normas ya difundidas: que “no sean más de 10 personas y que se mantenga la distancia social”.-

Dejanos tu opinión en la caja de comentarios: